Oración Ejemplar

“Padre nuestro que estás en los Cielos... ¡Sea reconocido

que Tu Nombre es Puro!... Haz venir Tu Reino, haz que Tu

Voluntad tome lugar sobre el Planeta Tierra, como lo ha hecho

en los Cielos... Danos hoy nuestra porción cotidiana de la

Torah... Condona nuestras deudas, como hemos condonado las

de nuestros deudores… No permitas que seamos sometidos a

dura prueba, más bien, rescátanos del Maligno, porque a Ti Te

pertenecen el Reino, el Poder y el Peso de la Pureza, por

siempre y para siempre... ¡Amé”n!”

(Mt 6:9-13)